Hace unos años descubrí la belleza de la vida, del aquí y ahora disfrutado y agradecido. La experiencia física es una aventura extraordinaria!

Como todos, vivo altos y bajos, pero la Ley de Atracción es mi brújula y no me deja desviarme demasiado. Mi entendimiento de la misma cambia y se profundiza, y busco disfrutar cada paso en este camino.

Te invito a leer sobre cómo el conocer y aplicar en mi beneficio esta Ley Universal ha enriquecido mi vida. Quizás encuentres por ahí algo que aporte a la tuya también…

Cuento con muchos libros que puedo enviarte por mail gratuitamente si me los pides. Busca los archivos con la etiqueta "Libros gratis" para que encuentres los listados y cómo solicitármelos.

Bienvenido!
Angela.-

18/11/14

Cada uno debe descubrir su camino...

Muchos me han preguntado por qué he dejado de publicar en el blog, así que les contaré cortito las razones de mi silencio.

La verdad es que reviso mi blog y siento que ya he contado todo aquello que me ha parecido útil hacerles saber sobre la Ley de Atracción, y cómo me he beneficiado de aplicarla a conciencia para mi bien.
Les conté sobre mi enfermedad, de cómo me auto-sané paso a paso, de los Libros que los pueden ayudar a encontrar su propio camino, de cómo he salido adelante de etapas difíciles y hasta de malestares simples del día a día...

No me parece entretenido para mí ni para Uds. que les siga relatando una y otra vez cómo aplico esta Ley Universal maravillosa en mi vida: las bases teóricas siguen siendo siempre las mismas y los detalles del cómo hacerlas partícipes en la vida de cada persona es algo que cada uno debe encontrar.

Los libros siguen todos a su disposición si me los piden por correo a pieri2004@hotmail.com .
Sigo afirmando que nadie puede explicarles todo lo que necesitan saber sobre esta Ley mejor que lo que lo hacen los Abraham, a través de Esther Hicks, en los textos y videos que abundan en internet.
Acudan a los materiales directo de Ellos para encontrar todas las explicaciones que requieran, y cuenten conmigo como apoyo personalizado si de verdad deciden transformar su vida y hacerse plenamente dueños, creadores y responsables de ella. Mi correo sigue abierto para recibir sus consultas, experiencias y pedidos de libros.

Quizás agregue aquí mis nuevas aventuras más adelante, quizás simplemente guardaré silencio.
De todos modos, espero que las publicaciones de este Blog los inspiren una y otra vez a creer en que sí pueden vivir la vida que sueñan, simplemente porque lo merecen y porque está en sus manos que así sea. La clave está en buscar siempre sentirse lo mejor posible, distrayéndose de lo negativo y permitiendo así lo bueno llegar.

Y como dicen los Abraham: "Ya están en el camino correcto, en el momento correcto. Todo se desenvuelve a la perfección. Todo está de verdad bien. Diviértanse, diviértanse...diviértanse!!!

Angela.-

-Libros de Abraham-Hicks disponibles, al final de esta Publicación
-Canal de Abraham-Hicks original en Youtube
-Canal de Abraham-Hicks subtitulado en español en Youtube
-Web de Abraham-Hicks (en inglés)

29/12/13

Mi camino a la Autosanación

He estado recibiendo por mail peticiones de que entregue más información sobre las cosas específicas que hice para llegar a “autosanar”. Para no responder a cada uno por separado, preferí hacer un texto completo y publicarlo aquí para todos los interesados.
Aclaro antes que nada que yo no he “descubierto la pólvora”, yo no creé una nueva forma de pensar ni nada, así que agradezco desde ya a los Maestros y autores que me han enseñado a lo largo de estos años.
Todo lo que aquí nombraré tiene sus bases en la aplicación beneficiosa de la Ley de Atracción. En mi blog encontrarás mucho material al respecto y además al final de este texto nombraré los libros que recomiendo para aprender sobre ella (me los podrás pedir vía mail para que te los envíe gratuitamente). Por eso mismo es que no me detendré a explicar aquí los fundamentos de la Ley de Atracción.
Las citas que incluiré pertenecen todas a esos mismos libros que ofrezco más abajo.

El proceso a través del cual llegué a estar de alta de mi condición “manejable” pero supuestamente “incurable” de Insulino-Resistencia ocurrió en 2008 (ver publicación Comenzando ... "autosanación" con fecha 24/01/09). En ese entonces seguí ciertas creencias que hoy felizmente tengo aún más claras, y por lo mismo es que ha ido cambiando un poco mi propia percepción sobre lo que hoy te aconsejaría hacer para emprender el camino de una autosanación de este tipo.
Y si yo aún no teniendo del todo internalizados y claros algunos aspectos muy importantes del proceso y de la Ley de Atracción pude sanar en 6 meses… imagina cómo sería para ti si comprendes esto aún mejor: tu éxito está asegurado!!
Por supuesto, toooodo lo que te contaré en esta publicación nace desde mi perspectiva personal, desde mi visión subjetiva de este tema, y claramente ésta podría no ser la manera correcta para ti de vivirlo. Ten eso en mente mientras lees y sólo rescata aquellas cosas que te hagan pleno sentido, las demás simplemente descártalas.

Antes de partir, te dejo unas citas que son fundamentales para emprender la autosanación. Provienen de las enseñanzas de los libros de Esther y Jerry Hicks, que canalizan las maravillosas enseñanzas de los “Abraham”. Ellos siempre explican todo de manera breve y precisa:
“Deseamos ayudaros a comprender que podéis conseguir lo que deseéis ser desde cualquier punto de partida, independientemente del lugar donde estéis o del estado en que os encontréis.” (“La Ley de la Atracción”)

“Lo que ha sido no tiene nada que ver con lo que será, ni las experiencias de los demás tienen nada que ver con tu experiencia…, pero debes encontrar primero la forma de separarte de todo esto –del pasado y de los demás- para poder ser lo que tú deseas ser.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)

A continuación te iré contando las cosas que hice en 2008 y mi actual opinión sobre ellas, las situaciones positivas que me rodearon y agregaré otras “acciones” y recomendaciones que ahora me parece importante tener en cuenta.
Rescataré citas de los textos de los Hicks para mayor claridad.

Dividiré mi relato en las siguientes etapas:
1.- Primeros pasos
2.- ¿Qué “hacer”?
3.- ¿Analizar la Somatología?
4.- El médico adecuado
5.- El entorno social
6.- “Trabajar” en la Autosanación…
7.- Disfrutar el trayecto
8.- Comprobando con exámenes
9.- Cuidado con los plazos para sanar
10.- Una vez que lo lograste

Tiene que haber otra forma!!
1.- Primeros pasos
El tomar la decisión de buscar la sanación a través de la Ley de la Atracción nació de manera natural para mí.
Recibí de regalo algunos textos y videos relacionados a esta maravillosa Ley Universal, y al adentrarme en sus contenidos la motivación por tomar en mis propias manos el tema del bienestar de mi cuerpo se fue haciendo cada vez más clara; pero más que eso, se me hacía obvio, natural e inevitable optar por esa opción. Esta era la respuesta que buscaba!!
Llevaba tiempo pensando “Tiene que haber otra forma!!” Estaba cansada de la dieta, las pastillas y los malos augurios para mi vejez. Sin saberlo, había estado pidiendo al Universo una manera distinta de vivir mi salud. Ahora la puerta estaba frente a mí y anhelaba entrar por ella. En esos momentos, la idea entró en mí con toda claridad. Escogí tomar un camino nuevo, fue una “acción” inspirada, nada muy analizado ni forzoso.
Espero que si estás pensando en probar este camino, te sientas emocionado, agradecido, a la expectativa, esperanzado sobre él o hasta sintiendo plena certeza de que es posible, y que no sea que lo eliges desde la angustia, el miedo o con escasa creencia de que pueda funcionar para ti. Te aconsejo que antes de empezar nada, busques alejarte de esas emociones negativas si las tienes, te tomes el tema con todo relajo, como un juego, y enfrentes este camino nuevo desde esa nueva vibración.
“Os podemos asegurar que actuar en el presente sin hacerlo desde la alegría no os conduce a un final feliz. Es imposible, va en contra de la Ley.
En lugar de estar tan preparados para pasar a la acción para conseguir las cosas que deseáis, os aconsejamos que las penséis para que sean; vedlas, visualizadlas, esperadlas y serán. De ese modo seréis guiados, inspirados o conducidos a la acción perfecta que atraerá el proceso que os llevará a lo que estáis buscando.” (“La Ley de la Atracción”)
Tener algunas pocas dudas al principio creo que es natural, el andar mismo las irá disipando, luego tomarás velocidad y fluirá hacia ti la salud y el bienestar!
Camina tranquilo por esta ruta, nunca puedes realmente equivocarte, porque cada vez que algo no vaya como lo desees, te será más claro determinar qué es lo que sí quieres, y eso también en el fondo te ayudará a avanzar.

Elegir lo que te entusiasma.
2.- ¿Qué “hacer”?
Recuerdo que cuando quedé maravillada con la Ley de Atracción y quise beneficiarme de ella buscando autosanarme de mi condición, partí viendo cómo me iba sintiendo (física y emocionalmente) si empezaba a practicar diariamente el imaginar mi vida estando sana, y a buscar mantenerme de buen ánimo el mayor tiempo posible.
Luego de unos días de hacer esto comencé a experimentar los síntomas que había tenido tiempo atrás (y por otras razones) de rechazo a los medicamentos reguladores de la Insulina en mi sangre.
De inmediato se me vino a la cabeza, y sin duda alguna, la idea feroz de que mi cuerpo me estaba pidiendo que abandonara esas drogas, que ya no las necesitaría y que iba por un buen camino. Cierto o no en ese momento, el hecho de que yo así lo creyera bastó para que una nueva realidad se afianzara en mi vida.
Conversé la opción de dejar la medicación con mi pareja, para que él estuviera al tanto de lo que estaba haciendo, en caso que yo presentara alguna complicación y necesitara de su ayuda. En ese momento yo aún tenía algunos temores, pero en verdad eran pequeños.
Dejé entonces de tomar todos los medicamentos, de un día para el otro! Los guardé en un cajón y nunca más volví a sacarlos. (No te aconsejo hacer esto a menos que hayas sentido un incuestionable deseo de dejarlos, como me pasó a mí.)
Otro cambio radical fue en mi dieta: empecé a comer de todo otra vez, cosas deliciosas que por 5 años había tenido prohibidas… qué placer! qué alivio!  Hoy incluso creo que el pasarla tan mal por las restricciones de dieta que tenía, aumentaba mi tensión, me recordaba todo el tiempo mi condición, y quizás hasta me hacía peor de lo que en realidad me ayudaba.
Por supuesto para mí tomar este camino no consistiría sólo en cambios respecto a mi medicación o lo que comía, quería que incluyera un proceso interior más profundo, así que empecé a reunir las distintas propuestas de “acciones” a tomar que me ofrecían los autores de los libros sobre la Ley de Atracción que tenía, como juegos, cosas a escribir, procesos diarios, etc. No todas me parecieron adecuadas para mí, algunas tenían muchas etapas y me confundían, otras las vi algo forzadas para mi carácter y algunas las sentí muy poco intensas para lo que buscaba experimentar.
Al final, las principales acciones que decidí tomar fueron:
-Sintonizarme a diario con afirmaciones como esta: “¡Quiero una salud perfecta! Me gusta sentirme bien. Disfruto de mi cuerpo que se siente bien. Tengo muchos recuerdos positivos de sentirme bien en mi cuerpo. Veo a muchas personas que gozan de un buen estado de salud y me resulta fácil ver cuánto disfrutan de sus cuerpos saludables. Cuando tengo ese tipo de pensamientos, me siento bien. Estos pensamientos están en armonía con un cuerpo sano.” (“La Ley de la Atracción”)
Buscaba sentir y disfrutar las emociones positivas que este tipo de afirmaciones me generaba. Respecto a esto los Abraham opinan en sus libros: “Las palabras no atraen nada por sí solas, pero cuando sientes la emoción al hablar, significa que la vibración es fuerte y la Ley de la Atracción ha de responder a esas vibraciones.” (“La Ley de la Atracción”)
 -Hacer Visualizaciones, tomándome a diario un tiempo para imaginarme a mí misma viviendo mi vida estando sana, comiendo todas las cosas deliciosas que me apetecían y resaltando todo lo que sí podría hacer. Era importante imaginar todo lo que SÍ haría, evitando poner en mi mente las cosas que ya NO me afectarían más; así, mantendría mi vibración siempre relacionada a lo positivo del proceso.
En los mejores días, podía sentir mi rostro totalmente radiante y sonriente de manera natural mientras imaginaba, incluso llegué varias veces a experimentar intensa emoción, al punto de llorar de alegría y gratitud, con un gozo profundo y maravilloso.
- Conectarme con la emoción de los recuerdos de etapas de mi vida en que estaba sana. Quería aprovechar que el Universo no sabe si estás imaginando o recordando, ya que él de todos modos recibe tu vibración positiva y agiliza la manifestación relacionada a la emoción predominante.
“Para estar sano en lugar de enfermo, has de pensar en salud. Cuando tu cuerpo está enfermo, es más fácil observar la enfermedad, por lo tanto se requiere deseo, enfoque y voluntad para ver más allá de lo que está sucediendo en el presente. Al imaginar un cuerpo más saludable en el futuro o al recordar una época en que estabas más sano, en ese momento tu pensamiento se acopla a tu deseo y permites una mejora de tu condición física. La clave es conseguir pensamientos que te ayuden a sentirte mejor.” (“La Ley de la Atracción”)
-Estar atenta a mi estado de ánimo.
“No hay nada más importante que sentirme bien. Cuanto mejor me siento, más estoy permitiendo que fluyan a mí todas las cosas maravillosas de la vida.” (“Intentar es Conseguir, el sorprendente poder de la Intención deliberada”)
Cuando me daba cuenta que no estaba muy de buen humor, tal vez algo molesta, tensa o triste, empezaba a buscar cosas que me ayudaran a retomar la alegría. A veces volver a ver los documentales sobre la Ley de Atracción me reconectaba rápidamente con el bienestar, en otras ocasiones oír mi música favorita de ese momento, canturrear un poco o quizás sacudir el esqueleto un ratito bailando las melodías, me elevaba rápidamente y recobraba el buen humor. Otras veces retomé un libro que me gustara mucho o salí al jardín a cuidar mis amadas plantas.
Esas y otras muchas cosas me fueron de ayuda, las fui descubriendo poco a poco ya que con anterioridad nunca me había ocupado de estar consciente de las cosas que ayudaban a mi estado de ánimo.
Agradezco mucho que este camino me haya enseñado a estar atenta a estas cosas… es increíble el poder que genera el dejar de vivir en “piloto automático” y en cambio ser dueña de la propia cotidianeidad!!
“A medida que va avanzando el día, sed sensibles a vuestros sentimientos. Siempre que sintáis una emoción negativa, dejad de hacer lo que la está provocando, pues la emoción negativa significa que, en este momento, estáis creando en negativo. La emoción negativa existe sólo cuando estáis creando incorrectamente. Y así, cuando reconocéis que estáis sintiendo una emoción negativa —no importa cuál sea la razón, ni cómo habéis llegado hasta allí, ni cuál sea la situación—, interrumpid todo lo que hagáis y enfocad vuestros pensamientos en algo que os ayude a sentiros mejor.” (“La Ley de la Atracción”)
-Dejé de hablar con otros sobre mi condición de salud. Ya no le conté a nadie más sobre mi condición. Si alguien que ya sabía de ella me preguntaba cómo iba mi enfermedad, respondía brevemente hablando de ella en tiempo pasado. Cuando mis conocidos se extrañaban de verme comer de todo y me preguntaban preocupados por mi dieta, les respondía sin mayores detalles que ya no requería de comidas especiales porque estaba mucho mejor. Muchos me miraban con suspicacia, sin entender este cambio repentino, pero siempre tuve claro que no debía complicarme por darle mayores explicaciones a nadie, y que tampoco me hacía bien dar pasos atrás y reconectarme con la vibración de la enfermedad al hablar más de ella. Sutilmente les cambiaba el tema de conversación, y seguía tan clara y tranquila como siempre con mi decisión.

Estas son las principales “medidas” que yo escogí realizar en el camino a sanar, puede que tú escojas otras totalmente distintas o sólo algunas de las que nombré. Busca entre los libros que te ofrezco de los Hicks o en los listados de Libros Gratis que he publicado en el blog, aquellos títulos que te llamen la atención, usualmente los autores proponen en sus textos ejercicios para ayudar a vivir mejor y a avanzar hacia lo deseado. Por supuesto, escoge sólo aquellas opciones que te hagan pleno sentido.

Como verás a lo largo de esta publicación, a veces escribo las palabras “acción” o “hacer” entre comillas, esto tiene una razón de ser. Durante estos años de muy entretenido aprendizaje sobre la Ley de Atracción, comprendí que el “hacer” cosas, tomar “acción” física para generar la atracción de algo deseado, NO es el mejor punto de partida!! Sino que es la fase final y placentera de un proceso previo de sintonización con las emociones y pensamientos relativos a lo deseado.
Los Abraham lo explican claramente en sus textos. “Si no dedicáis un tiempo a sintonizar vuestros pensamientos, no habrá suficiente acción en el mundo que pueda compensar esa falta de sintonización.
La acción inspirada en un pensamiento sintonizado es una acción gozosa. La acción que se realiza partiendo de un pensamiento no sintonizado supone un arduo trabajo que no es satisfactorio ni rinde buenos resultados. Cuando realmente sientes ganas de saltar a la acción es una clara señal de que tu vibración es pura y de que no estás ofreciendo pensamientos contradictorios a lo que deseas. Cuando te cuesta mucho hacer algo o cuando la acción no produce los resultados que estás buscando, siempre se debe a que ofreces pensamientos opuestos a tu deseo.” (“La Ley de la Atracción”)
En resumen, no sacas nada con emprender “acciones” relativas a algo, para hacer que lo anhelado suceda, si antes de eso no estás vibrando positivamente al pensar sobre ese tema. Es probable que con tus “acciones” puedas forzar cosas a pasar, pero los resultados siempre terminan siendo menos satisfactorios y fáciles de alcanzar que si la “acción” hubiera sido la última opción para ir hacia ese objetivo, si la hubieras “hecho” desde una vibración más positiva y emprendiéndola sólo cuando estuvieras súper inspirado y deseoso de hacerla.
Ciertamente vivimos en un mundo físico, el “hacer” cosas es natural aquí, queremos poner “manos a la obra”, sin embargo olvidamos que una gran parte de nosotros sigue conectada a lo no-físico de donde vinimos, y que esa conexión nos otorga un poder gigante a nivel de la vibración, el pensamiento, la imaginación, el diálogo interno, el estado de ánimo, etc. 
Para mí ha sido toda una revelación por fin entender este aspecto de la Ley de Atracción, hace la vida infinitamente más fácil, fluye como un río, y es tan simple como concentrar nuestro pensamiento de modo correcto, ANTES QUE NADA!!!!
Luego y con toda claridad, se presentará el momento de “actuar”, se sentirá natural, obvio, entusiasmante, energizante! Ese sí es el momento de poner “manos a la obra”… sólo entonces!

 Ya no la considero algo fundamental.
3.- Analizar la Somatología
Hasta hace poco me parecía muy importante para sanar partir entendiendo la representación Somatológica de la condición de salud a tratar, fuera física o mental (sobre Somatología leer en el blog la publicación “Somatología” del 14 de diciembre de 2009)
En mi caso, el 2008 hice el laaaargo ejercicio de aprender primero qué era lo que biológicamente funcionaba mal en mí, para luego buscar las explicaciones que daban los textos sobre la Somatología de eso que me pasaba.
En el proceso descubrí cuáles eran las actitudes poco beneficiosas que había tenido en el pasado, y también me di cuenta que desde hacía un tiempo corto estaban en retroceso en mi carácter, de manera natural. Hoy comprendo que ese retroceso era obvio, ya que no habría podido siquiera pensar en este camino de autosanación si hubiera seguido enfrentado la vida como lo hacía antes.
Ahora miro atrás y, a pesar de todo lo que he hablado en este blog sobre la Somatología, debo ser sincera en que ya no la considero algo fundamental de tener en cuenta para sanarse a uno mismo. Creo que es un ejercicio más bien intelectual, quizás a algunos les sirva como manera de adentrarse en el autoconocimiento desde una mirada nueva y más abierta de la vida, pero en el fondo ya no creo que sea de mayor aporte en el asunto puntual de sanar.
Si tomaste o estás analizando tomar el camino de autosanarte, es porque ya en ti hay cosas que han cambiado, probablemente ya diste los primeros pasos en ir dejando atrás aquellas cosas de tu carácter o forma de pensar que te llevaban a estar enfermo. Si quieres profundizar en los orígenes emocionales de tu condición de salud, si te entusiasma la idea de escarbar en el pasado y revisarlo, si te parece algo entretenido y que te aportará alegría hacerlo, entonces te apoyo en tu idea de analizar la Somatología de tu caso… pero si estas emociones positivas no están presentes respecto a hacer este ejercicio, entonces te aconsejo saltártelo.
La razón por la que ahora aconsejo esto es bien simple, y la aprendí el año pasado a través de mis amados libros de Esther y Jerry Hicks, sobre las enseñanzas de los Abraham y la Ley de Atracción:
“A menudo, en un esfuerzo por determinar dónde comenzaron sus problemas, lo único que hacen es mantenerse durante más tiempo en la atracción negativa: ¿Cuál es la raíz de mis problemas? ¿Cuál es la razón por la cual estoy donde no deseo estar? Es natural que deseen mejorar su experiencia, y por lo tanto es lógico que busquen una solución…, pero hay una gran diferencia entre buscar seriamente una solución, y justificar la necesidad de una solución enfatizando el problema.
La comprensión de que algo no es como lo  desean es un primer paso muy importante, pero una vez que lo han identificado, mientras más rápido logren alejar su atención hacia la dirección de una solución, mejor, porque una exploración continua del problema evitará que encuentren la solución. El problema está en una frecuencia vibratoria diferente a la solución.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)
Así aprendí que todo análisis, investigación, pensamiento, conversación, etc. que se relacione a la enfermedad que quieres dejar atrás, te mantiene vibrando conectado a la enfermedad, y no te permite avanzar en tu sendero para alejarte de ella.
He comprobado esto en mi misma desde que lo aprendí, cuando he experimentado síntomas de mala salud y he mejorado rápida y simplemente dejando de pensar y actuar como si estuviera complicada de salud. Evito lo más que puedo medicarme, no busco información sobre mis síntomas y rara vez voy al médico. Simplemente pienso “mi cuerpo está avisándome que estoy vibrando en negativo, mejor será que me relaje y me distraiga de todo esto…”
Varios Maestros cuentan en sus textos la historia real de un hombre que autosanó por completo de una enfermedad diagnosticada en estado “terminal”, y lo logró pasando la mayor cantidad de tiempo posible viendo únicamente programas de TV y películas que lo hicieran reír. Dejó de pensar en su enfermedad, en sus causas, en la posibilidad de morir, en los médicos, los familiares preocupados y todo lo que le recordara su diagnóstico, y se enfocó exclusivamente en pasarlo bien, en relajarse, en entretenerse, en llenarse de esa energía exquisita que sólo producen las buenas carcajadas!!  Luego de unos meses quiso hacerse exámenes, y los médicos no podían entender cómo ese hombre antes desahuciado, ahora estaba completamente sano!!
“En situaciones muy negativas, sugerimos que te distraigas, en lugar de intentar cambiar el pensamiento. Es decir, vete a dormir o al cine; escucha música, acaricia a tu gato... Haz algo que te ayude a pensar en otra cosa.” (“La Ley de la Atracción”)

Luego de aprender esto, me di cuenta que quizás el pasar tantos días investigando y analizando la Somatología de mi enfermedad pudo incluso haberme retrasado un poco en mi avance hacia la buena salud. Fue parte del aprendizaje y en su momento supongo que me aportó seguridad o claridad sobre lo que hacía, pero hoy siento que no era del todo necesario hacerlo.
Mi consejo hoy para quienes buscan autosanar sería: si hablas, escribes, estudias, comentas o posteas en redes sociales sobre tu enfermedad… no mejoras!
Si vives pendiente de lo que te dijo el Doctor, sigues al pie de la letra sus indicaciones y recetas, o buscas segundas opiniones, o recorres internet investigando todo lo posible sobre tu enfermedad, o anhelas conversar con otros que padecen lo mismo… no mejoras!
Si estás asustado, miras el futuro como algo oscuro, estás todo el día atento a tus síntomas, si piensas en todo lo que no te gusta de lo que te está pasando, lo que ya no podrás hacer, buscas culpas, herencias genéticas, causas ambientales, etc. … no mejoras!
Si te crees a pie juntilla todos los mensajes pesimistas y erróneamente tajantes que te entregan las noticias, revistas, farmacéuticas, políticos, científicos y hasta los amigos bien intencionados… no mejoras!
“El hecho de ofrecer constantemente detalles sobre una enfermedad influye mucho en el incremento de su incidencia en la sociedad. Centrar tu atención en el aluvión incesante de estadísticas desagradables respecto al infinito número de posibles enfermedades influye en tu punto de atracción. Por el contrario, puedes encontrar un modo de enfocar tu atención en las cosas que sí quieres atraer a tu experiencia, pues atraes aquello en lo que piensas constantemente... Cuanto más piensas en la enfermedad y te preocupas por ella, más la estás atrayendo.” (“La Ley de la Atracción”)
Cualquier cosa que mantenga tu cabeza y tus emociones enganchadas al concepto de “Estoy enfermo…”, es un ancla que te deja pegado a la realidad actual y NO te permite crear una nueva, sana y feliz. Aunque la frase completa fuera “Estoy enfermo… pero quiero sanar” mientras no dejes de creerte enfermo hoy, la Ley de Atracción no podrá poner en marcha sus maravillas para llevarte a una vida más saludable mañana.
“La mayoría de ustedes han pensado tanto en lo que desea como para vivir felizmente unas diez o veinte vidas, pero sus manifestaciones no les llegan porque la puerta está cerrada. Y la razón por la cual su puerta está cerrada es debido a que están demasiado ocupados quejándose de lo que está ocurriendo u ocupados defendiendo su posición… Busquen razones para sentirse bien. Y en su alegría, abrirán la puerta. Y cuando abran la puerta, todas esas cosas a las que han dicho “las quiero” podrán entonces fluir hacia ustedes.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)

Que sea de mente abierta
y te apoye en tu camino.
4.- El médico adecuado
Me parece buena idea que tu médico tratante sepa que has tomado la decisión de buscar nuevas maneras de adueñarte de tu cuerpo y su bienestar. De todo corazón deseo que tu doctor o sicólogo de cabecera sea de mente abierta y te apoye en tu camino, aún si no entiende, no comparte o simplemente no le interesa saber las creencias y razones que hay detrás de tu decisión.
Si ves que tu médico no reacciona de manera positiva, o al menos respetuosa del camino que has tomado, entonces de verdad te recomiendo que busques otro que sí lo respete; pídele al Universo que haga llegar hasta ti a ese especialista abierto a nuevas ideas, que sea un buen compañero y un aporte en tu camino.
Busca uno que no intente asustarte con malos presagios y advertencias, que no trate de hacerte cambiar de opinión, sino más bien que se entusiasme por tu espíritu relajado y aventurero, que te permita ir a tu propio ritmo y que te aporte con su positivismo.
Los Abraham indican: “Si un doctor no cree que te puedes recuperar de tu enfermedad, tu asociación con ese doctor es extremadamente perjudicial. Y con frecuencia médicos bien intencionados defenderán sus dudas respecto a tu recuperación señalando las probabilidades en contra, diciéndote que no es probable que seas la excepción.  El problema con esta lógica, aunque esté basada en hechos, es que esa evidencia no tiene nada que ver contigo. Solamente existen dos factores que tienen todo que ver con tu recuperación: tu deseo y tu creencia. Y este diagnóstico negativo obstaculiza tu creencia. Si sientes un deseo intenso de recuperarte, y los doctores no te dan ninguna esperanza, es lógico que busques enfoques alternativos en donde la esperanza no esté solamente permitida sino estimulada, porque hay mucha evidencia que demuestra que las personas pueden recuperarse de enfermedades supuestamente “incurables”.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)
Yo, felizmente, conté siempre con el apoyo de mi Doctora, aunque ella no se interesa ni comparte mis creencias, me permitió alegremente ir experimentando, y luego, cuando vio que los resultados eran tan buenos, supo manejar las contradicciones internas que esto le produjo aplicando una mirada abierta y fresca a todo el asunto.
Si llega a pasarte que sientas con toda claridad en tu interior que no deseas compartir tu elección con tu médico, que no quieres contarle nada, entonces simplemente no le digas. No hay 1 sola manera correcta de hacer este viaje, puedes experimentarlo como a ti te sea más adecuado.

No has venido a este mundo
a dar en el gusto a los demás.
5.- El entorno social
Todas las familias, grupos de amigos y colegas son distintos. Yo tuve la suerte de contar con la energía positiva de quienes me rodeaban mientras buscaba autosanarme. Le conté a muy pocas personas lo que estaba haciendo, y la mayoría de ellas no entendía para nada mis razones para hacer lo que hacía, pero las respetaban de todos modos y confiaban en que, al menos dentro de cierto margen, sabía lo que hacía.
Analiza con calma el asunto de compartir con otros los detalles de lo que has decidido hacer. Ve bien lo que percibes en ellos y según eso decide si te será un aporte su opinión o en verdad no. Quizás incluso quieras vivir todo este proceso sin compartirlo con nadie más, eso es algo que tendrás que determinar según sea tu caso.
Si estás entusiasmado y tranquilo con la elección que hiciste, no permitas por nada que comentarios pesimistas o tenebrosos de quienes te rodean afecten tu avance.
“Cuando entiendas que lo no-deseado no se puede imponer en tu experiencia, sino que todo lo que te sucede lo invitas a través de tu pensamiento, nunca más volverás a sentirte amenazado por lo que los demás elijan vivir, aunque sean personas muy allegadas, pues no pueden ser parte de tu experiencia.” (“La Ley de la Atracción”)
Es muy probable que aquellos que lleguen a ti alarmados por lo que estás haciendo, sientan una preocupación sincera por tu bienestar y tengan buenas intenciones, agradéceles su atención, sin embargo ten claro que no has venido a este mundo a dar en el gusto a los demás, ni a dejarte llevar por las preocupaciones que otros quieran traspasarte. Has venido a este mundo físico a ser feliz, próspero, saludable y pleno, y la manera correcta para ti de llegar hasta eso, sólo tú la sabes!
Respeta que ellos vean la situación con ojos distintos a los tuyos, pero siempre pide respeto por la forma en que tú quieres manejar lo relacionado a tu propia experiencia de vida.
“Puedes evitar la influencia de los demás pensando en lo que es importante para ti, antes de relacionarte con otras personas. …. Cuando los demás insisten en que veas la «realidad», te están influyendo para que te ancles a un punto como lo haría un árbol. Cuando sólo ves lo-que-es, no puedes trascenderlo. Te has de permitir ver lo que quieres si deseas atraerlo. La atención a lo-que-es sólo crea más de lo mismo.” (“La Ley de la Atracción”)
Avanza tranquilo, permitiéndole a los otros expresarse, pero también permitiéndote a ti el vivir plenamente esta experiencia íntima de descubrimiento y sanación.

Buscar las cosas que te hagan
 sentir bien, ahora, ahora, y ahora.
6.- “Trabajar” en la autosanación
Socialmente está muy bien considerado que alguien se “esfuerce”, que “trabaje con tesón”, que “dé la batalla”, y que  “ponga todas sus fuerzas” para llegar a la meta.
Yo también pensaba así el 2008 y con eso en mente me programaba cada día para dedicar sin falta al menos 1 hora a mis visualizaciones y recuerdos para autosanar (demasiado tiempo pienso ahora, con 20 minutos hubiera bastado).
Más de una vez me pasó que por algún motivo ese día no estaba del todo entusiasmada por tomarme esa hora para imaginar, quizás estaba más interesada por hacer otra cosa que me llenaría aún más de alegría… pero pensaba “debo esforzarme, debo demostrarle al Universo que estoy totalmente comprometida con sanarme!” … y partía a visualizar. Probablemente esos mismos fueron los días en que más débiles resultaron las imágenes y sensaciones que obtuve, las menos intensas, las menos estimulantes. Estaba equivocada!! Ahora lo entiendo.
“Las personas sienten que necesitan demostrar su mérito y que una vez que lo logran, entonces, y sólo entonces, recibirán las recompensas. No obstante, deseamos que sepan que ustedes ya son merecedores de todo, y que probar que lo son no es solamente imposible, sino además innecesario.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)
Lo más-más-más-más-más importe era (y es) el ir tras aquello que me hacía permanecer la mayor cantidad de tiempo posible conectada con la entretención, con el entusiasmo, con la risa, con la buena distracción.
No hay nada que demostrarle al Universo más que el estar orientados a buscar las cosas que te hagan sentir bien, ahora, ahora, y ahora… y ahora también!! Y más rato igual!
“No pueden ofrecer pensamientos negativos sobre cosas que desean y luego compensarlo con acciones o trabajo arduo.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)
No visualices (ni hagas ninguno de los ejercicios que has escogido para ayudarte a sanar) si en este momento hay otra cosa que te entusiasme más. Ve hacia lo que te aporte más bienestar en este instante.
No requieres recordarle cada día al Universo que deseas una salud mejorada, él lo sabe y sólo anhela recibir tu vibración positiva al estar riendo a carcajadas con algo tan simple como un video chistoso de Youtube, o tu alegría al jugar con tu hijo, o elaborando tu receta favorita, o diseñando ese mueble que has soñado, o yendo de compras, o lo que sea!
No te “organices” para sanar; deja que las cosas fluyan día a día, caminando siempre para buscar distraerte de tu diagnóstico, busca vibrar positivamente.
“Muchos creen que deben trabajar duro, luchar, pagar un precio y sentir dolor, y luego serán recompensados por su lucha, pero eso no es consistente con la Leyes del Universo: no pueden encontrar un final feliz en una jornada infeliz. Eso desafía La ley.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)

Aprovecho de agregar aquí un aspecto importante sobre quienes creen que deben “dar la batalla” contra su enfermedad. Si ven las cosas desde esa perspectiva están partiendo desde el planteamiento equivocado!
Esto no es una guerra, la Ley de Atracción jamás plantea una “lucha contra” algo y la enfermedad aquí no es la enemiga. Toda pelea contra otra cosa sólo termina atrayéndote más de lo que querías combatir, te amarra a lo no deseado y no te permite dejarlo atrás.
“Vuestra sociedad actual está librando una dura batalla contra las drogas ilegales, contra la pobreza, contra la delincuencia, contra los embarazos en la adolescencia, contra el cáncer, contra el sida, contra el terrorismo... y todas esas cosas no hacen más que aumentar. Simplemente, no podéis llegar a donde pretendéis controlando o eliminando lo que no deseáis.” (“El Vórtice”)
La enfermedad está en ti porque aún sin saberlo la atrajiste a tu experiencia de vida (los Abraham lo explican claramente en sus libros y si el tema te interesa no dudes en pedírmelos por mail. El listado está más abajo).
Eres totalmente capaz de superar lo que te está pasando y no te ayudará en nada odiar tu condición y hasta querer ametrallarla si te fuera posible. Haz las paces con tu situación, responsabilízate por lo que has atraído a tu vida y avanza hacia tu sanación desde la calma y la alegría. Así como atrajiste una salud complicada, puedes atraer mejorarla por completo!

Estás yendo hacia dónde quieres ir.
7.- Disfrutar el trayecto
Habrás visto que muchas veces hablo sobre todo esto como un “camino”, y así me gusta planteármelo: un proceso hacia un objetivo, pero con escalas, paisajes que descubrir y disfrutar, cosas que aprender, personas que conocer, recuerdos imborrables para guardar!
Goza cuando te imagines sano, goza cuando pienses en la ruta que tomaste, admira las vivencias que vas experimentando, agradece las emociones positivas que nacen en ti y las que recibes de otros, vive también el placer de simplemente  distraerte y relajarte como sea, cada vez que puedas, saborea sabiendo que en el fondo todo está bien!!
“El escultor de una obra de arte no obtiene su mayor satisfacción ante la pieza terminada. Es el proceso de la creación (esculpir la pieza) lo que le proporciona placer. Así es que deseamos que vean su experiencia física de crear: continua y siempre alegre. Cuando enfocan su atención en las cosas que los hacen sentir bien y logran un estado consistente de alegría, están en la posición de atraer más de todo lo que desean.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)
Estás yendo hacia dónde quieres ir, empápate de la alegría de lo que encuentras en los pasos dados cada día, y no sólo avanzarás hacia recuperar tu buena salud, también crecerás en muchos otros aspectos de tu vida, las cosas se irán armonizando y te verás rodeado de personas y situaciones constructivas.
“No puedes tener un final feliz en una jornada que no ha sido placentera. El fin definitivamente no justifica los medios. Los medios, o el sendero que recorres, siempre atraen la esencia de un final idéntico.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)

Verificar para ti algo que ya sabes
 que está bien.
8.- Comprobando con exámenes
Ten cuidado con determinar fechas para hacerte exámenes y así ir comprobando cómo va tu sanación. El problema no es el chequeo ni el plazo que te pongas, sino lo que esa fecha signifique emocionalmente para ti.
Yo me hice un chequeo cuando llevaba 3 meses en mi búsqueda de autosanar, y en un principio el saber que se venía esa fecha me ponía un poco tensa, debo admitir… ¿habrá alguna mejora? ¿y si no hay cambios? ¿y si lo estoy haciendo mal?
Si en tu mente rondan este tipo de dudas y pensamientos negativos, posterga el chequeo médico para cuando puedas enfrentarlo desde una posición emocional mucho más calma. También es importante que pienses en los chequeos como un procedimiento que busca verificar para ti algo que ya sabes que está bien, y no como la búsqueda de cosas que puedan estar mal, eso cambia completamente tu vibración al respecto, y lo que atraes.
“Una búsqueda continua de cosas malas en sus cuerpos, terminará ofreciendo evidencia de algo malo, no porque haya estado escondido en secreto durante mucho tiempo y finalmente comprobaron que ahí estaba, sino porque los pensamientos repetidos eventualmente crearon su equivalente.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)
En mi caso, la solución vino simplemente al relajarme al respecto, considerando el chequeo como algo que hacía voluntariamente, casi como un juego, y como logré calmarme lo suficiente no fue necesario posponer la fecha ni nada de eso.
Es probable que ir chequeándose muy seguido no sea de verdad necesario. Tampoco permitas que sea tu médico o cualquier otra persona quien determine esas fechas. Toma tú mismo las decisiones sobre los pasos en tu proceso, según cómo te vayan haciendo sentir.

Actualmente opino que uno debe evaluarse médicamente (incluidos los famosos “chequeos preventivos” y otros por el estilo) sólo si te parece una idea completamente atractiva, que te entusiasma, y que enfrentas desde una posición de estar totalmente relajado y confiado de los buenos resultados que obtendrás… y si lo analizas detenidamente, si ya estás seguro que los resultados saldrán bien, ¿para qué ir a chequearte?
¿Le estás prestando oído a las campañas de salud pública que en el fondo sólo ayudan a atraer más la enfermedad en la población? ¿Le estás dando en el gusto a alguien que te transmite emociones negativas de preocupación? ¿Por qué te chequeas? Piénsalo con cuidado, deja de vivir en “piloto automático” haciendo lo que hacen todos y toma la decisión de ir o no a examinarte en base a aquello que más armonía te aporte.
Le aconsejo a cada uno decidir en base a lo que lo haga sentir mejor. Lo que sea que elijas estará bien, siempre que estés siguiendo tus emociones positivas.

Dejé las cosas fluir simplemente.
9.- Cuidado con los plazos para sanar
Maneja también con sabiduría el tema de autoimponerte un plazo para recuperar tu buena salud. Defínelo sólo si te sientes cómodo con él y no te genera temores o presión.
En mi caso no me puse ninguno, ni visualicé ninguna fecha en particular para llegar a estar sana. Dejé las cosas fluir simplemente y para mí fue lo correcto. Si para ti ponerte un plazo es un motivo de entusiasmo, entonces te apoyo completamente y te aliento a que lo determines. De lo contrario, creo que mejor deberías evitarlo.
“Cuando entiendes la Ley de la Atracción y cuando empiezas a dirigir deliberadamente tus pensamientos, lo que deseas fluye con rapidez y de manera continuada hacia ti y la paciencia no es necesaria.
No nos entusiasma que nadie aprenda a ser paciente, pues eso implica que las cosas tardan mucho en llegar y no es cierto. Sólo tardan cuando tus pensamientos son contradictorios. Si vas adelante y atrás, puede que nunca consigas llegar a donde quieres. Pero cuando dejas de ir hacia atrás, vas muy rápido. Por eso no se necesita paciencia.” (“La Ley de la Atracción”)
Si has logrado conectarte con tu deseo de manera positiva y has dejado muy atrás las dudas sobre la posibilidad de sanarte, irás experimentando pequeños adelantos de la sanación que viene. Te soñarás sano, oirás de otras personas que sanan, llegarán a ti ideas de cosas que ahora sí podrás hacer, empezarás a ver tu cuerpo y mente de una manera mucho más amable. Eso sucede porque el Universo te está haciendo saber que vas por el camino correcto y que lo que tanto deseas está a la vuelta de la esquina!

Disfrútalo!!!
10.- Una vez que lo lograste
Haya sido tu afección de tipo física o mental, muy probablemente llegues a un punto en que la mejoría se vuelva clara y palpable, tal vez hasta te hayan dado de alta de alguna condición que los médicos etiquetaban como “de por vida”, como fue mi caso.
Felicitaciones!!!
Has comprobado en carne propia la maravilla y simpleza de la Ley de Atracción. Te has entregado al goce de la vida, has orientado tu atención preferentemente a lo que sí quieres, a ver cada día sólo lo que sí deseas ver… e inevitable la Ley te respondió, y así debía ser, por eso es una LEY Universal!!
Seguramente estás observando tu vida con entusiasmo y tu autoestima esté al 100%. Disfrútalo!!!
No estropees tu alegría con temores sobre recaer. Cuidado con prestarle demasiada atención al consejo de tu doctor o de otros respecto a que necesitarás estar monitoreándote con exámenes cada cierto tiempo, y así ir verificando que este “milagro” sigue activo, o si su efecto “mágico” ya se fue… (esto no es un milagro ni es magia, es algo que todos y cada uno puede llegar a hacer si así lo desea y parte de los beneficios de conocer esta Ley Universal). No permitas que temores ajenos debiliten tu alegría ni tu seguridad.
Si tienes realmente ganas de hacerte evaluaciones, si la idea te entusiasma, entonces ve relajadamente y háztelas. Si te generan preocupación por los resultados, o simplemente te molesta hacer el gasto de dinero, o incluso si no te hace feliz el pinchazo o lo que sea que deban hacer en ti para evaluarte… entonces te aconsejo que no lo hagas!
Toma la decisión en base a cómo tú te sientas al respecto, busca lo que te vaya a aportar mayor felicidad a ti, y no por satisfacer las dudas de otros. Esa es la base de todo esto!
Disfruta de tu buena salud, tranquilamente, HOY!!

Algo que probablemente experimentes en este punto son unas ganas tremendas de contarle esto a todos, y no sólo contárselo, sino convencer a todos los demás de que pueden sanar si lo desean, que sus enfermedades las han atraído ellos mismos a su vida, que están perdiendo su tiempo y su dinero en esos eternos tratamientos médicos, que todos somos Creadores y que tú eres la prueba viviente de eso… y aunque tendrás razón y buenas intenciones en lo que prediques, no podrás enseñarle esto a todos los que te rodeen.
Cada persona fluctúa en una gama de diversas frecuencias de vibración (los Abraham la llaman “Escala Emocional”), algunas estarán en una frecuencia tan alejada de la tuya que por mucho que insistas no podrán internalizar lo que les expliques, otras te felicitarán pero seguirán escogiendo ver la vida como lo han hecho antes, quizás algunos pocos se interesen en lo que viviste y se acerquen buscando saber más, y de ellos habrá muy pocos que de verdad escojan adentrarse en serio en los caminos de la Ley de Atracción. He comprobado esto permanentemente en este blog.
Y así como antes tú pediste respeto por la decisión que tomaste, ahora es momento de que tú respetes la que han tomado ellos… No has venido a esta vida a reparar la de otros, cada uno es dueño de crear su propia experiencia. La única manera en que puedes aportar de verdad al proceso de otros es con la claridad de tu ejemplo y permitiéndole a los demás seguirlo o no, según les parezca.
“El mayor don que puedes ofrecerle a otra persona es el de tu expectativa de éxito. Hay tantos mundos como perceptores, Seres o individuos. No estáis aquí para crear un mundo donde todos seáis iguales, y queráis y consigáis lo mismo. Estáis aquí para ser lo que queréis ser, a la vez que permitís que los demás sean lo que quieren ser.” (“La Ley de la Atracción”)
Ten cuidado de dejarte llevar por emociones negativas al ver que otros no se entusiasman con estos asuntos como tú, por mucho que sientas que de verdad lo necesitan y les haría tan bien! No dejes que te inunde la frustración o la tristeza por la situación en la que se encuentran ellos. 
“El dolor que sientes no es porque estás viendo sufrir a otra persona. Tu dolor se debe a que has escogido mirar un aspecto de esa persona que te causa dolor. Hay una gran diferencia.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)
Los Abraham nos indican cómo podemos ser un aporte para ellos:
“Haz lo mejor que puedas para imaginar su recuperación. Sabrás si estás siendo de valor para alguien cuando eres capaz de pensar en la persona y sentirte bien al mismo tiempo. Cuando amas a los demás sin preocuparte por ellos, eres de beneficio para ellos. Cuando disfrutas de su presencia, los ayudas. Cuando tienes expectativas de su éxito, los ayudas. Es decir, cuando los ves como tu propio Ser Interior los ve entonces, y sólo entonces, tú asociación con ellos es para su beneficio.” (“El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad”)

Quiero además contarte algo importante que aprender sobre la Le y de Atracción.
La expansión del Universo se basa en los deseos que cada uno de nosotros emite sin cesar… y esos deseos nacen en nosotros al experimentar los “contrastes” de la vida diaria. El Contraste se refiere a lo que te invita a mirar alrededor e ir definiendo  todo aquello que descubres que no tienes pero deseas, una cosa, la cercanía de alguien, una experiencia, la salud, una emoción, etc. También puede ser el mejorar algo en tu vida.
Por lo tanto, no te extrañes si antes de lo que crees, empiezas a sentir de nuevo un impulso irrefrenable, un anhelo, un deseo, un nuevo objetivo a seguir!
“Esto nunca está terminado” dicen los Abraham en sus libros, y en verdad que así siento que es.
“No eres como una mesa que se puede imaginar y luego se fabrica. Estás en un estado ininterrumpido de convertirte en algo. Estás en un proceso de crecimiento eterno.” (“La Ley de la Atracción”)
Esto no se refiere a que vas a salir de un problema para caer siempre en otro, eternamente, sino que ahora que te sientes sano, ahora que ya viste lo que eres capaz de lograr, ahora que sabes que no estás solo, que ya experimentaste ese fluir maravilloso de bienestar en tu interior, ahora que sabes que la vida es ( y debe ser!) placentera y plena, inevitablemente vas a buscar nuevos caminos que recorrer!
Ya no querrás experimentar nada menos dichoso que lo que sientes hoy, y sentirás con claridad la diferencia, ese “contraste” que te incentivará a recorrer nuevos caminos. Ya no puedes volver atrás, ya no puedes ser menos de lo que eres hoy!!! Y todo está bien!! 
Viniste a esta vida a recorrer rutas nuevas y a pasarlo estupendamente en el trayecto.
No has venido para llegar a un punto cómodo y sentarte ahí para siempre. Ya sabes cómo se siente el recorrido, ya lo has gozado, así que cuando se presente el momento de caminar de nuevo, entusiásmate por la nueva oportunidad de disfrute que atrajiste.
Y el Universo se sigue expandiendo gracias a todos!!
-----------------

Espero que a través de esta publicación te hayas podido hacer una idea más profunda de la aventura que viví en 2008 hasta autosanarme, y las nuevas perspectivas que puedo aportarte hoy al respecto.
Nuevamente, te recuerdo que lo que aquí cuento se refiere específicamente a la manera que yo escogí para experimentar esto y mis opiniones personales, y estas podrían todas, ninguna o sólo en parte, tener sentido para tu propio camino. Quédate sólo con las ideas que te parezcan más apropiadas para ti.

Te recomiendo de todas maneras leer algunos de los libros que más abajo nombro y que te puedo mandar gratuitamente por mail. Todos tienen como autores a Esther y Jerry Hicks, siendo ella quien canaliza los mensajes que recibe de los Abraham. Ellos explican todo muy claramente y en su sabiduría infinita siempre habrá una manera adecuada para que estos conocimientos te lleguen con sentido. Varios temas son reiterados de un libro a otro, aunque siempre aportan perspectivas distintas para analizarlos.
Al leerlos tú mismo podrás elaborar tus propias opiniones sobre la Ley de Atracción y las aplicaciones que pueda tener en tu experiencia de vida.

Pide y se te dará: (2004) uno de los libros iniciales de los Abraham, donde nos cuentan la amplia gama de aspectos maravillosos de la Ley de Atracción, la Creación Deliberada, de nuestra vida física en este mundo, de los Seres eternos que somos, y cómo aplicar el conocimiento de la Escala Emocional para vivir una vida plena.

Pide y se te dará, cuaderno de trabajo: partiendo desde lo explicado en el libro anterior, los Abraham nos proponen 22 Procesos distintos que nos ayudarán a mejorar nuestros pensamientos y emociones respecto a variados temas. En cada proceso se determina para quiénes es más adecuado, según dónde se encuentre en la Escala Emocional.

Intentar es Conseguir, el sorprendente poder de la Intención deliberada: (2005) Profundizan en el tema de prestar atención a nuestra Guía Emocional, capítulo a capítulo enseñan procesos para mejorar nuestra vibración frente a temas específicos y los desarrollan con ejemplos de situaciones (relaciones, el planeta, el gobierno, vejez, vecinos, dinero, relaciones, salud, etc.)

La Ley de la Atracción: (2006) a través del diálogo de Jerry Hicks con los Abraham (canalizados por Esther), explican las bases de esta Ley, además de la Ciencia de la Creación Deliberada y El Arte de Permitir, que es fundamental conocer para crear una vida plena en el mundo físico en el que estamos.

El Libro De Sara: un precioso cuento sobre una niña que anhela sentirme mejor, y sus aventuras cuando conoce a un amiguito que le enseña sobre la energía positiva y la capacidad que todos poseemos de crear la vida que deseemos.

El Increíble poder de las emociones: (2007) por medio de ejemplos reales de situaciones de conflicto (sobre relaciones, salud, mascotas, hijos, trabajo, dinero, etc.) van enseñando cómo enfocarlas desde la visión de la Ley de Atracción y guiando paso a paso al lector en cómo elevar su vibración al respecto.

El dinero y la Ley de Atracción, cómo aprender a atraer prosperidad, salud y felicidad: (2008) nos cuentan sus reflexiones y nos orientan sobre cómo usar a nuestro favor la Ley de Atracción en temas como la abundancia, la salud (sobretodo respecto al peso), el empleo y las profesiones.

El Vórtice: en este libro se enfocan en el Vórtice, el estado de energía positiva pura, donde reside todo lo deseado.
Jerry Hicks y los Abraham dialogan sobre una gran variedad de temas desde el enfoque de la relación que lector puede entablar ellos (salud, gobierno, mascotas, pareja, sexualidad, ser padres, autoestima, etc.) y se aclara una serie de Premisas Incorrectas que hemos estado creyendo.

Si uno o varios de estos libros han llamado tu atención y los quieres leer, escríbeme a pieri2004@hotmail.com  indicándome cuáles quieres y te los enviaré gratuitamente. Estos son todos los libros de estos autores que he encontrado en formato digital, en caso de que tú tengas otros, te agradecería enormemente que me los pudieras enviar a ese mismo correo.
Si no te parece bien que te envíe el archivo por mail, puedes buscar los textos en librerías. La mayoría han sido publicados por Ediciones Urano.

A ese mismo correo puedes escribirme para comentarme o consultarme lo que desees sobre esta publicación, o hacer el comentario acá directo en el blog si es algo más breve.

También podrás oír a Esther entregando el mensaje de Abraham, con subtítulos en español, en este canal de Youtube: https://www.youtube.com/user/fevargas7/videos?shelf_id=7&view=1&sort=dd y hay muchos otros videos sobre la Ley de Atracción que podrás encontrar ahí.

Gracias por tu paciencia de visitar y leer lo que cuento en esta página. Espero haberte transmitido y contagiado del entusiasmo que este proceso de autosanar aportó y aún aporta a mi vida!!!
Te invito a ser el Creador de tu experiencia de Vida! Todos podemos!

Angela.-

6/3/13

Profundizando mi entendimiento de la Ley de la Atracción


Sé que no he escrito en un buen tiempo… este “ausentismo bloguístico” tiene sus razones.
Estoy agradecida porque desde el año pasado las cosas en mi vida personal han ido mejorando mucho, y eso también ha permitido que mi cabeza se pueda concentrar más y mejor en procesar ideas distintas, no nuevas, pero sí más profundas.
Eso es lo que he estado haciendo los últimos 7 u 8 meses, en que me he zambullido en los textos y conferencias de la autora Esther Hicks, quien canaliza las enseñanzas de un grupo de seres de gran sabiduría, que están por completo en el mundo de lo no-físico (a diferencia de nosotros que estamos en parte allá, y en parte en el mundo físico), y que se autodenominan “Abraham”. Ella leva muuuchos años sirviendo de canal, y junto a su esposo Jerry han editado Libros, CD y dan Conferencias maravillosas.
Hace años había leído algunos de sus textos, y desde entonces ya me parecían más simples, directos, y menos cargados de marketing que “El Secreto” (que tiene base en largas entrevistas de la autora Rhonda Byrne con los Abraham, hace muchos años).
Fue una buena decisión concentrarme en las palabras de los Abraham… la claridad de sus explicaciones me ha remecido, la simpleza y justicia de la realidad que plantean es estremecedora y maravillosa, una vez que se comprende un poco mejor y se empieza a ver cómo se presenta en el día a día.
Tan profundo ha sido este proceso, que me estuve cuestionando si debía borrar o editar los contenidos de muchas de las publicaciones anteriores de este blog. Hay cosas que escribí con las que ya no estoy en un 100% de acuerdo…
Luego de pensarlo harto, opté por dejarlas tal cual, como el sincero testimonio de quien va avanzando y creciendo en su propio proceso personal de búsqueda.
Y ahora veo las cosas a través de un tamiz aún más simple y hermoso!!
Las mismas conferencias de los Abraham que he estado viendo por Youtube, me han enseñado que toda creencia es legítima y buena mientras resulte funcional para quien la cree… así que lo que antes creí funcionaba bien para mí justamente porque estaba convencida de ello… y ahora mis nuevas y más pulidas convicciones también funcionan para mí, porque me son por completo coherentes con quien soy en esta etapa de mi vida.
He pensado en cómo transmitirte las maravillas que Esther canaliza y enseña, pero no quiero convertir mi blog en un listado de repeticiones de cosas que los Abraham dicen. La manera en que sí puedo aportar a difundir su sabiduría es seguir contando cómo la Ley de la Atracción, ahora desde una perspectiva más profunda, se ve aplicada o reflejada en mi cotidianeidad.
Como todos, tengo algunas dudas que me encantaría poder preguntarle a los Abraham a través de Esther alguna vez… pero tal como ellos dicen, si me concentro en que las respuestas vendrán a mí en el momento justo, sé que así será, y de la manera más bella posible.
Respecto a esto, puedo contarte algo que aprendí hace poco: Las situaciones siempre tienen 2 facetas, y dependiendo de en cuál de esas 2 enfoques tu pensamiento y sentir, es la realidad que vas creando en tu vida.
Si respecto a lo que desconozco me enfoco en “las dudas”: “no entiendo, qué complejo, nunca podré ir a USA a hablar con Esther en una conferencia para hacer estas preguntas” entonces sólo me quedaré con esas dudas, y más.
Pero si me enfoco en la otra faceta, en “las posible respuestas”, y pienso “el Universo me conoce y traerá a mí las respuestas cuando esté lista para escucharlas, vendrán de maneras insospechadas y especiales, no es necesario que entienda absolutamente todo para crear y disfrutar de la vida maravillosa que deseo y me merezco”… entonces es muuucho más probable que sea exactamente eso lo que atraiga a mi realidad.
Y así sucede con todas las cosas, todas tiene 2 perspectivas desde las cuales ser observadas, dependiendo de cuál escojas para concentrarte sobre el asunto, es cómo se presenta tu día a día.
Bueno, esto fue un muy pequeño bocado de las 1000 cosas que he estado aprendiendo y procesando últimamente.
Seguiré contándote mis experiencias poco a poco, y por supuesto desde ya te dejo invitado a pedirme los textos de Esther y Jerry Hicks que tengo en digital y te puedo mandar gratuitamente por mail.
(solicítamelos al correo pieri2004@hotmail.com ):
“La Ley de la Atracción”
“Pide y se te dará”
“Pide y se te dará, cuaderno de trabajo”
“Intentar es conseguir”
“El libro de Sara”
“El increíble poder de las emociones”
“El dinero y la Ley de la Atracción”
“El vórtice”

Y por si no conoces a Esther y Jerry, acá te dejo el link a uno de mis videos favoritos de sus Conferencias de canalización de los Abraham: “No se gana con esfuerzo”

http://www.youtube.com/watch?v=LOMYsRnGXHI

Espero lo disfrutes y quizás hasta te abra los ojos a una forma de ver la vida mucho más simple, fácil e intensa.
Gracias por leer esta publicación. Gracias a los Abraham por entregarnos su sabiduría, y a Esther por hacerle entendible para todos. Gracias a los que suben sus videos a youtube y a quienes digitalizaron los libros que hoy te ofrezco.
Gracias por esta vida tan bella!

18/6/12

Comprobado de nuevo: Somatología + Ley de Atracción para sanarme


Este período 2011 - 2012 para mí ha sido complejo, intenso, con altibajos y sorpresas... y al erróneamente permitirme enfocar mi atención a lo negativo que me rodeaba y a aquello que NO deseaba para mí, he ido experimentando también a nivel físico problemas de salud consecuentes a aquello que inconscientemente estaba atrayendo.
Cada vez que mi cuerpo se ha enfermado, aunque al inicio retomo mi patrón de comportamiento antiguo y pienso en medicamentos y doctores, luego de unos días me aclaro y enfrento el tema desde la Somatología y la Ley de la Atracción... y sólo cuando encuentro ahí las respuestas, la salud retorna! (Si estos conceptos te son nuevos, te recomiendo leer en este blog, del 26 de enero de 2009 "Ley de la Atracción", del 14 de diciembre de 2009 "Somatología" y del 23 de abril de 2012 "Somatología + Ley de Atracción: el caso de María")
Aquí les contaré algunos ejemplos de las experiencias que he vivido en relación a esto ahora último:


1.- Hace un par de meses se me hirió la encía sobre una de mis medio-asomadas muelas del juicio. Así, me mordía la encía inflamada en cada movimiento que hiciera con la boca. "Pericoronaritis" me diagnosticaron que tenía. Sufrí dolores intensos y mal dormir x muuuchos días, hasta que x fin entendí de dónde venía la somatización: llevaba meses "mascullando" un tema que me tenía incómoda, había muchas cosas que me irritaban pero no había dicho, por semanas me había pillado a mi misma hablando sola y tirando malas vibras contra otros, llena de rencor y en el fondo, de temor.
Los dientes, entre otras cosas, son armas de defensa, y sus encías son el soporte para nuestras energías agresivas. Yo me negaba a admitir concientemente la rabia que estaba sientiendo, había evitado pensar claramente en el asunto en el que estaba involucrada y en los problemas relacionados, pero seguía permitiendo que revoloteara todo en mi cabeza. Terminé mordiéndome a mí misma, mordiendo mi propia encía inflamada, adolorida e irritada... hasta que hice conciente mi energía negativa, asumí mi ira, y hablé con los demás lo que debía hablar, calmadamente y buscando acuerdos.
A la par de esto, apliqué las enseñanzas de la Ley de Atracción, y dejé de actuar como si tuviera algo malo en mi boca. Recordé la gran lección que aprendí cuando me autosané de mis temas con la Insulina el año 2008: "Si actúo como enferma, seguiré enferma". (Te recomiendo leer en este blog, del 24 de enero de 2009, "Comenzando..."autosanación"")
Dejé de aplicarme analgésicos en la boca, fui evitando tomar desinflamatorios hasta dejarlos x completo, empecé a masticar la comida con más confianza, volví a comer cosas más duras, y en definitiva empecé a "olvidar" que algo anduviera mal al orientar mis pensamientos hacia la salud... hasta que ella se convirtió mi realidad!!!
Ese "olvidar" la enfermedad requirió muy poco esfuerzo, ya que sólo pude alejarme de aquello que NO quería (sentirme mal), enfocándome en lo que SÍ quería (salud y bienestar emocional). Para eso, simplemente comencé a tomar conciencia de todo eso que en mi cuerpo y en mi vida ya funcionaba a la perfección, valorándolo y sintiéndome agradecida por ello.
Pasé por alto el diagnóstico de 3 dentistas distintos que insistieron en que "esto ya no va a sanar", sus amenazas de cirugías urgentes para extracciones de muelas o remodelar con laser mi encía, y todos los gastos e incomodidades que eso me habría generado: y sin embargo, Sané!!!!!
Era tan simple como asumir concientemente mi "sombra" (concepto que conocí en el libro "La enfermedad como camino"), aceptar que mi rabia quería hacerse presente, dejar de pensarme como "enferma", enfocarme en todo lo bueno que mi vida y mi salud ya estaban experimentando... y ya!!!!

2.- Me dio una amigdalitis muy fuerte, justo en momentos en que se hacía inevitable el fallecimiento de alguien a quien amaba muchísimo, que fue mi compañía y mejor amiga por muchos años. Su proceso era irreversible, su decaimiento sólo aumentaría hasta que finalmente partiría.
Al principio no entendía la somatización específica en la Garganta, no encontraba relación entre lo que explicaban sobre ella los libros y lo que estaba viviendo en ese momento. "Me bajaron las defensas ante tanta tensión" pensé, y sí, claro, algo de eso había, pero el que fuera en las amígdalas debía significar algo más.
Finalmente mi amiga se fue de esta vida un domingo por la tarde, el dolor inmenso de perderla se mezcló con la calma de saber que ella ya no sufriría más. Esto coincidió además con haber encontrado la información sobre la somatización de las Amígdalas: Se inflaman durante períodos de intensa irritación, miedo y angustia!!
Sí, había sido un mes angustiante, viéndola desvanecerse un poco más cada día, ante un destino inevitable.
Esas eran la emociones que no había entendido: había experimentado miedo de perderla y cómo sería mi vida sin ella, irritación de estar impotente ante su partida, e infinita angustia!
Al entenderlo, de inmediato comenzó a ceder la amigdalitis. Dejé los medicamentos que a duras penas me habían sostenido en las semanas previas (siendo consecuente con la idea de no actuar como una persona enferma), y en 3 o 4 días las cosas cambiaron: sané!
Pude experimentar entonces el proceso normal de duelo, de reordenar mi vida, de superar el dolor y el vacío que ella dejó..., con mi cuerpo ya estando sano.

3.- Hace unas semanas entré a un empleo nuevo. Al segundo día presenté síntomas de resfrío que rápidamente terminaron en una extraña e intensa tos. ¿Será por el cambio en mis horarios y el frío matutino? ¿me contagié de mis nuevos colegas? ¿estoy tensa y eso me bajó las defensas? Sí, seguramente había algo de todo eso... ¿pero x qué específicamente tenía esa Tos? Los jarabes no me ayudaron mucho y los desinflamatorios tampoco.
La tos tiene una lectura somatológica relativa a querer gritar algo, contar algo, necesitar hacerse oir y ser atendido, o tener problemas para poder contar algo importante a otros... ¿qué tenía esto que ver con mi nuevo trabajo?... ¿o estaba pasando algo más en mi vida que me tenía complicada y sólo coincidió con el cambio en lo laboral?
Pasaron varios días pero no encontraba las respuestas en mí... y por supuesto la tos no cedía. Traté de partir aplicando la Ley de Atracción y dejé de tomar los medicamentos, "estoy sana", me dije... pero no fue suficiente, aún había tos a ratos.
Y finalmente lo entendí: había pasado por algunos problemas emocionales hacía un par de semanas, y me había visto envuelta en una situación que no era fácil de explicar ante ciertas personas que tienen una mirada muy particular de la vida, pero que de todos modos son muy importantes para mí. Estaba complicada, quería hacerlos partícipes de los sucesos de mi vida pero no sabía cómo hacerles comprender las decisiones que había tomado y el proceso del que había aceptado ser parte.
Por un lado, al ver que era esto lo que realmente me estaba causando esa tos tan desagradable, ésta empezó a disminuir hasta que ya hoy ha desaparecido, y por otro lado, me plantié cómo sobrellevar esta situación complicada sin afectarme tanto, y llegué a la conclusión de que cada uno es libre de ver la vida como desee, y que a la vez hay vivencias de uno mismo que no todos los demás podrán entender... y aún así está todo bien!
Opté por contarles la información mínima que me pareciera adecuada, y el resto reservármelo. Respetar su vision del mundo y a la vez mi propia individualidad.

Como ves, me desenfoco de mi merecido bienestar poniéndole atención a cosas negativas y me enfermo como cualquiera, y al final sano como sanan los demás también, apliquen o no Somatología o Ley de la Atracción... pero creo que la diferencia es que luego de cada impaz que mi cuerpo ha experimentado, algo más he aprendido sobre mi misma, sobre mi relación con los otros, con las emociones, con los sucesos de la vida y cómo los enfrento. Cada baja en mi salud me deja algo bueno, algo aprendido.

¿Y tu? ¿Qué te queda luego que has enfermado? ¿sólo cicatrices, malos recuerdos, gastos y complicaciones? ¿inundaste a todos los que te rodeaban con tus lamentaciones y comentarios? ¿o has recibido la enfermedad como una profesora muy sabia que ha venido en el momento justo para que aprendieras algo y estuvieras más cerca de ser lo más feliz que puedes ser? ¿y ahora, te estás enfocando más en los problemas de salud que te rodean o en los milagros que a cada instante genera tu cuerpo perfecto? ¿qué estás atrayendo hacia ti para mañana?
Aprovecha ese problema de salud de hoy para crecer!!! Agradece su presencia aunque inicialmente no parezca que es algo bueno! Ha venido a mostrarte el contraste de las alternativas que te rodean, quiere que te des cuenta que estás desenfocado y motivarte a que orientes tu atención hacia lo que SÍ quieres: aprende la lección y sana fácilmente!!
Eres dueño de tu experiencia de vida, puedes hacer de ella lo que desees. No eres un borrego que no puede hacer más que aceptar su destino... Tienes poder... úsalo para ser más feliz! El Creador NO es un Ente afuera de ti, tú eres un Creador, conectado con todos los demás.
Recuerda: -tienes la Libertad de crear para tí la vida que desees
-viniste a esta vida a sentirte siempre rodeado de la Alegría que naciste mereciendo, y
-eres desde ya poseedor de toda la Abundancia (de dinero, de salud, de amor, de alegría y de lo que quieras) que existe.
Sólo debes enfocarte en lo positivo, en lo que te hace sentir bien, en lo que SÍ quieres, para atraer hacia ti todo lo bueno y dejarlo llegar.

Mi objetivo personal ahora, luego de estos altibajos de salud, va más allá!! Quiero enfocarme en la salud de mi cuerpo, su funcionamiento perfecto y maravilloso, su juventud permanente y las alegrías que mi cuerpo como vehículo me permite experimentar!!
Si me enfoco sólo en esto, sólo buena salud podré obtener... ES LA LEY!! Y estos aprendizajes profundos e importantes sobre la vida me llegarán por medios más amigables y divertidos.

Gracias x interesarte en estos temas y leer este archivo, gracias x querer hacer de tu vida algo más feliz y profundo!
Gracias a los autores de los libros x sus sabios relatos y enseñanzas.
Gracias al Universo x las enfermedades y afecciones que ha traido a mi vida, cada una me ha obligado a reorientarme para poner mis pensamientos hacia aquello que sí deseo experimentar.
Angela.-
_____________________________________________________________________________________________
Libros recomendados sobre Somatología que te puedo mandar x mail (pídemelos a pieri2004@hotmail.com):
Sana tu cuerpo / Louise Hay
Anatomía del Espíritu / Caroline Myss
El Lenguaje del Cuerpo / Cristina Cairo
La enfermedad como camino /Thorwald Dethlefsen, Rüdiger Dahlke

Libros recomendados sobre Somatología que sólo tengo en papel, pero te recomiendo buscar en librerías:
“Cuerpo Mente” Debbie Shappiro. Editorial Robin Book
“Del Cuerpo al Espíritu” Dr. Rogelio D’Ovidio. Editorial Deva’s

Libros recomendados sobre Ley de la Atracción que te puedo mandar x mail (pídemelos a pieri2004@hotmail.com):
El Poder Está Dentro De Ti / Louise Hay
La Ley de la atracción / Esther y Jerry Hicks
Pide y se te dará / Esther y Jerry Hicks
Sopa de pollo para el alma / Jack Canfield y Mark Víctor Hansen
El Secreto / Rhonda Byrne

En mis publicaciones anteriores sobre Libros Gratis podrás encontrar muchos más que ofrezco, sobre estos temas y otros más. Sólo debes pedírmelos x mail y feliz te los mandaré.